miércoles, 21 de octubre de 2009

Haiku - A Emily Dickinson


¿Cómo llegas a
"Los sótanos del alma"...?
Se baja solo.

1 comentario:

Anatxu dijo...

bueno...
cada vez es mejor...
este es precioso y real como la vida misma. Y es verdad, al fondo del alma se baja solo. Nada de compañías ni de ayudas. Más solo que la una.
Pero merece la pena.....
besos