domingo, 13 de marzo de 2011

Haiku - Cincuenta y cinco años



Renuncian más,
que los que han fracasado...
Tú ¿Vas o vuelves?


Esta semana hace 55 años que mis padres se enamoraban en Toledo…Podría ser el comienzo de una película de amor o de una novela romántica, pero el guión no le haría justicia a la narración de los hechos, que una tarde mi padre y mi madre me relataban como dos chiquillos, mientras compartíamos un vaso de vino... Tomé notas lo más rápido que mi mano me permitió, pero seguro que se quedó algo en el tintero…Y aunque no fuera así, describir los ojos de ambos personajes narrando la historia y corrigiéndose detalles el uno al otro, creo que sería complejo de compartir…

Fue un encuentro fugaz, y no se volvieron a ver en mucho tiempo…Una semana después mi padre cogía el tren a Cádiz, el barco a las Palmas, y desde allí el vapor “Fuerteventura” que le llevaría al Sahara, donde se incorporaba a su nuevo destino. Desde ese momento, las cartas se sucedieron. Desde ese momento, muchas vidas se comenzaron a escribir...

Esta semana, cincuenta y cinco años después, dieron una paseo por el barrio y visitaron, naturalmente, El Corte Inglés… A continuación comieron en Casa Manolo, un recoleto restaurante de la calle Princesa, donde, otra vez, como dos jóvenes enamorados, disfrutaron de su excelente menú, regado con vino de Rioja, en una mesa apartada del mundo.

1 comentario:

Anatxu dijo...

55 años ¡¡¡¡¡¡¡
madremiademivida ¡¡¡

dales un beso de mi parte y mi enhorabuena....por valientes ...¡¡¡

chaito