sábado, 9 de enero de 2010

Atrapa a ese ladrón...



Mis guionistas no paran...¿No os parece entretenida la vida de Keating? Hoy volvía ya a casa después de hacer unos cambios y comprar un par de cosas, cuando oigo gritos y voces a mi espalda. Me giro y veo ya a mi altura a un hombre de mediana edad que corría con una bolsa de El Corte Inglés. Detrás una agente de seguridad de Prosegur y un paisano, que resultó ser uno de esos que vigilan entre el público...

- Párelo, por favor, párelo...

Miro a derecha e izquierda, y en efecto, se dirigían a mí... He dudado tres segundos, reconozco, pero, no me preguntéis por qué, acto seguido he comenzado a correr y le he agarrado por la solapa y le he arrinconado contra la pared de un colegio cercano...No es que Keating esté en plena forma, es que el tipo venía corriendo 500 metros y estaba a punto de desmayarse... Otra vez, el mismo episodio de hace unos días.... Le miro a los ojos, y le digo:

- Mira, mejor párate aquí, que si no te cogen te va a dar un infarto...y va a ser peor...

Y el tio va y se queda quieto, observándome. Llega la agente de Prosegur (no era mona, para nada, que ya os veo venir corsarios...) y el cachas, e intentan reducirle y ponerle unas esposas. Ni de coña, el tipo se resistía como una anguila. Así que cojo el teléfono y llamo al 091...Los policias llegan corriendo porque la Comisaría estaba a la vuelta de la esquina. Tres policías para reducirle... Prefiero no pensar en qué hubiera pasado si el tipo se me revuelve a mí...Me pregunto por qué no se ha enfrentado conmigo y sí con el resto del personal... Misterios... ¿Falta de oxígeno?...Sólo sé que el hombre, que seguramente ha robado por necesidad, si hubiera tenido la oportunidad de hablar me hubiera dicho algo así como...

6 comentarios:

CARMEN ACEYTUNO dijo...

Desde luego, Keating, vaya racha....ni Cary Grant despertó tanto interés en mi para saber como termina el episodio....supongo que este hombre robaría por necesidad...ó quién sabe, fue a devolver el regalo de su suegra y vió algo más caro que le gustó más...

John Keating dijo...

No tenía pinta de ir a ver a su suegra, la verdad...Quizás tenía que haber hecho como Robin Hood y tirarme a los pies de la Prosegurata y del cachas y dejarle escapar...Ya se sabe que quien roba a un ladrón...:-)

Anónimo dijo...

¿A ver si vas a ser Shere Khan de El Rey de la Selva?

John Keating dijo...

Jajaja...Voy a empezar a cobrar al que quiera salir un rato a dar una vuelta conmigo...Parezco un parque temático de "El Caso"... :-)

Jorge dijo...

Keating, estas aventuras que cuentas ultimamente ¿son ciertas o es un método para crear adictos a tu blog? ¿Acaso te has quedado sin ocurrencias para los Hiukus?

John Keating dijo...

Jajaja..Que va...Realidades como la mismita vida de Keating...Ya te digo, que voy a empezar a cobrar por salir con amigos..Los haikus siguen fiel a su cita...Sigue atento..