jueves, 25 de junio de 2009

Cuanto tiemblan las piernas...

Ayer fue un día muy especial para Keating...Las mariposas del estomago que se generaron el día de la entrega del libro al editor, cristalizaron en los músculos de mis piernas, que temblaban de emoción, contenida quizás, pero quien me conoce y me vio ayer sabe de lo que hablo...

Recibí varios emails a lo largo del día, uno muy especial desde una rutilante estrella verde de otra galaxia, que me animaban a estar feliz, tranquilo, disfrutar del momento...Y os aseguro que así afronté el día. La gente me preguntaba si estaba nervioso, y yo decía que no, que lo asumía como la presentación del libro de otro, que Keating sabía controlar estas cosas... En peores plazas he toreado, ya te digo.

Pero comenzó la sesión y comencé a ver amigos y amigas, de Madrid y de fuera que habían viajado para estar allí -desde Málaga, Valencia, La Coruña- de este trabajo y del anterior y del anterior, amigos y compañeros, familiares, y otra mucha gente que yo no conocía pero que ellos sí parecían saber quién era yo....Dios mío...dónde me meto.

Todo fue un sueño, me sentí como el niño en el bautizo, la novia en la boda...Y cuando empiezo a escuchar a los ponentes, me doy cuenta de que el libro era mío, y que estaban hablando de mí. En ese momento me dije...Johny, Johny, Johny..¿Qué has hecho?

Hoy, ya desde la distancia, y todavía sonriendo por lo allí vivido, pregunto ¿A quién tengo que dar las gracias por esto?

4 comentarios:

Anatxu dijo...

Para empezar. puedes darte las gracias a ti por ser como eres..
pero no estaría de más dárselas a tus padres por educarte como lo hicieron, a tus hermanos por compartir como lo han hecho, a tus profesores por enseñarte como lo han hecho, a tus amigos por aguantarte como te aguantaron, a tus jefes por confiar en ti como lo hicieron, a tus enemigos por enseñarte que la venganza achica y no engrandece, a los que te putearon por que te creciste en ellos..al tiempo por que,como el vino, mejoras con los años.
Pero sobre todo a esa pedazo de señora que desde hace algunos años tienes a tu lado.
Enhorabuena y gracias por ser como eres¡¡
besos desde la distancia

Ana dijo...

No sé si lo dará el nombre, pero estoy de acuerdo con Anatxu en todo.
Enhorabuena desde la distancia que, desde hace un par de años y gracias a internet, no parece tanta y me permite estar más cerca de tí, de tus emociones, de tus pensamientos, de tu trabajo y conocer a un Keating "al desnudo" que antes no conocía.

Gracias "stripblogger" por tu esfuerzo diario que es lo que te rodea de tanta gente especial.
Besos, Ana.

John Keating dijo...

¿Qué tendrá vuestro nombre que os hace tan majas, tan guapas, tan buena gente? Yo creo que es una pista que nos manda el Jefe, avisando de que cuando te cruces con una "Ana" estás viendo un ángel...

Un beso,

Jorge dijo...

A lo mejor somos nosotros los que tenemos que darte las gracias por haber estado donde has estado cuando tenías que haber estado. Un abrazo y muchas felicidades en ese próximo evento que ambos compartimos en fechas cercanas. Digan lo que digan el 64 seguirá siendo un gran año.