domingo, 7 de junio de 2009

Hasta el más tonto hace relojes


Corre al año 85, más o menos. Estudio tercero de ingeniería...No soy un alumno brillante, la verdad, ni pelota, pero sí resultón... Voy aprobando todo en junio, dejando los veranos para trabajar o hacer la mili, que en aquellos tiempos era obligatoria...
El caso es que mi hermana vuelve de un viaje. Ha estado en Milán.
- John, mira que reloj que me comprado...
La verdad es que es original...La correa es un trozo de tela que se anuda como si fuera un pañuelo, y en la esfera, debajo de las agujas, puedes ver la misma tela con la que lo anudas a la muñeca. El reloj me cautiva. Me pregunto cómo lo han hecho. Me acerco a una tienda de relojes baratos y encuentro algo que puede valer. Compro cuatro tipos de tela en El Corte Inglés, pegamento de contacto, destornilladores finos y manos a la obra. La costurera de mi abuela hace las tiras, y del resto me encargo yo.
Hago cuatro modelos, los que veís en la foto más uno en tela vaquera, el más complicado... El de napa negro es el más fácil...Y visito tres tiendas de moda de Princesa...Me encargan nada más verlos...Hago doce relojes que vendo a 5,000 pesetas, y que las tiendas venden a 10,000... El negocio es borracho...Pero llegan los exámenes...y dejo de hacer relojes...Llegan más pedidos, quieren conjuntarlos con los modelos de ropa que venden...pero decido que la carrera de relojero no está a la altura de la de un ingeniero...
¿Éxito o fracaso?

2 comentarios:

Anatxu dijo...

por favorrrrr
fue un éxito rotundo¡¡¡
la envidia de todas mis amigasssss¡¡¡
jejejejejejej
no hubiéramos forrado

CARMEN ACEYTUNO dijo...

Posiblemente fracaso y falta de visión. Vengo de England. Los venden como exclusivos en Liberty, en londres a 80 libras la unidad....¿por qué no hiciste un copy right, jarrrr????