jueves, 21 de mayo de 2009

Saber vencer en las derrotas

Un soldado español destinado en Afganistán recibe una carta de su novia desde Madrid. La carta decía lo siguiente:

'Querido Alberto: Ya no puedo continuar con esta relación. La distancia que nos separa es demasiado grande. Tengo que admitir que te he sido infiel dos veces desde que te fuiste y creo que ni tú ni yo nos merecemos esto, lo siento. Por favor devuélveme la foto que te envié. Con amor. Sofía.'

El soldado, le pidió a todos sus compañeros que le regalaran fotos de sus novias, hermanas, amigas, tías, primas, etc. Junto con la foto de Sofía incluyó todas esas otras fotos que había recolectado de sus amigos. Había 57 fotos en el sobre y una nota que decía :

'Querida Sofía. Perdóname, pero no puedo recordar quién coño eres. Por favor, busca tu foto en el paquete y me devuelves el resto.'

Aún derrotado... hay que saber vencer.

2 comentarios:

Jorge dijo...

Es curioso, esta no es una historia nueva para mi. De hecho uno de los motivos de separación (en mi profesión)es el número de misiones a los que algunos compañeros se ven sometidos por razón del destino. Aunque también es cierto, que muchos de los voluntarios para ir a misión son compañeros separados que tienen que afrontar el pago de las pensiones de separación. Algunas veces perdemos la visión sobre las dificultades que entraña el separarte, durante seis meses, de tu familia, el no poder contar -en ocasiones lo que realmente está ocurriendo- y el problema de reintegración tras ese período.

John Keating dijo...

Desde luego...Hay que ser muy fuerte e imagino que entender y saber bien qué es lo que se quiere de verdad en la vida...